Agradecimientos por la colaboración en la Vigilia de Oración

Agradecimientos por la colaboración en la Vigilia de Oración

Tras un intenso fin de semana, queremos agradecer de forma pública a todas y cada una de las personas que han hecho posible que la Vigilia de Oración del pasado sábado 16 de abril se celebrase con la brillantez con la que se desarrolló.

En primer lugar a Don Adriano Delgado Perea, párroco de Santa María del Prado por las facilidades que nos brindó en todo momento, en especial por los cambios de fecha en los traslados motivados por las inclemencias meteorológicas y por abrirnos las puertas de su templo y hacernos sentir como en casa. Destacar igualmente nuestro agradecimiento por presidir de forma tan brillante la celebración.

Queremos también agradecer a las Hermandades de dicha Parroquia, en especial a las queridas Cofradías de la Coronación y las Angustias por su participación y apoyo en la Vigilia.

A la Delegación de Pastoral Juventud de la Diócesis, y en especial a Irene García Vega y Gonzalo López de Coca por su intervención en la Vigilia y la preparación de la misma.

A todos los Grupos Jóvenes de la ciudad, que acudieron a la llamada para portar al Santísimo Cristo en los traslados así como por su presencia en la Vigilia.

A la Coral Polifónica Nuestra Señora de la Visitación de Argamasilla de Calatrava por ayudarnos a rezar y crear el clima adecuado para ello, con su magnífica interpretación así como por sus desvelos frustrados por acompañarnos en los traslados.

A D. Miguel Esparza por sus consejos y ayuda en la preparación de este acto.

A José Luis Castro, por su magnífica cobertura fotográfica.

Y sobre todo, queremos dar las gracias a todos los que de una forma u otra nos han hecho llegar sus felicitaciones, y más aún, su propio agradecimiento por los frutos espirituales de los que todos hemos disfrutado con la celebración de la Vigilia.

La Comisión Organizadora era muy consciente de que este acto de oración era uno de ejes centrales del Centenario, y por ello no ha escatimado en esfuerzos para que la misma gozase de la solemnidad requerida.

Son muchos los momentos y las estampas que quedarán grabadas en nuestros corazones tras esta histórica vuelta del Cristo de la Piedad a la Iglesia de la Merced, hecho que no se repetía desde hace casi un siglo.

Pero además entendemos que la oración común, en especial por las vocaciones de nuestro Seminario Diocesano, semillero de Misericordia, es una labor prioritaria en nuestras Cofradías, que son y deben actuar como parte de la Iglesia diocesana. La propia disposición de nuestra imagen Titular, como señalando el Camino hacia Cristo presente y vivo en la Eucaristía, así nos lo recordaba.

Con este espíritu queremos seguir trabajando, no solo en este IV Centenario sino en toda la vida de nuestra cuatro veces centenaria Cofradía. Siempre a mayor gloria de Dios.

La Comisión Organizadora del IV Centenario.

Add Your Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos con * son requeridos.