FORMACIÓN

La regla nº 2 de nuestros Estatutos aprobados canónicamente establece que uno de los fines de la Hermandad es el crecimiento y la maduración en la Fe de los miembros de la Hermandad, participando en el Sacramento de la Eucaristía con Fe adulta, Caridad ardiente y Esperanza renovada. Nos lo decía el Sr. Obispo en su carta Pastoral: “Es necesario un trabajo serio en este campo. (…) son necesarias actividades de formación como catequesis, jornadas sobre la Liturgia, sobre la Doctrina Social de la Iglesia, sobre las verdades de nuestro Credo, etc.” Haciendo nuestras sus palabras por parte de la Comisión se pretende realizar un completo Plan de Formación, que vaya más allá de la programación de unas cuantas conferencias, para ello se pretende realizar dentro de esta línea de acción: